Perspectivas de Mercado

Por Kshamta Kaushik, Directora Ejecutiva de Banca Corporativa y de Inversión - Europa

La pandemia de COVID-19 ha planteado muchos desafíos a lo largo del año, al mismo tiempo, ara algunas sociedades que se han unido por el bien común ha sido un período de introspección y de evaluar cómo hacer las cosas de manera diferente. Esto puede acelerar tendencias emergentes, incluyendo objetivos de sostenibilidad y la digitalización.

Como panelista de la Cumbre Virtual Women in Finance de Londres, quiero aprovechar la oportunidad para reflexionar sobre el impacto que tiene la pandemia en importantes asuntos globales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y su ambicioso plan para poner fin a la pobreza, proteger el planeta, reducir la desigualdad y mejorar la calidad de vida para el 2030.

Antes de la pandemia, vimos un gran compromiso por parte de diversos organismos de enfocarse en los temas de desarrollo global y en la necesidad de promover la innovación y establecer nuevas asociaciones para superar los desafíos de financiamiento de la iniciativa de desarrollo sostenible. En 2019, el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas estimó una brecha de aproximadamente US$2.5 billones de financiamiento anual para alcanzar las metas de los 17 ODS en los países en desarrollo.1

La pandemia ha agudizado este problema de financiamiento. En vista de que el financiamiento es un componente clave de los ODS de la ONU, es evidente que el impacto económico inmediato de la pandemia está cambiando la combinación de prioridades de los gobiernos y las autoridades gubernamentales, y con todo derecho. El impacto económico limitará la flexibilidad financiera de muchos países para invertir en estos programas. Además, los asuntos nacionales más urgentes podrían hacer que algunos países desarrollados miren hacia adentro, cuando en realidad se necesita la cooperación multilateral para reducir la brecha de financiamiento entre las jurisdicciones "que tienen" y las "que no tienen". Pero también ha aumentado la concientización entre los líderes políticos, y la ciudadanía en general, de la necesidad de una inversión significativa para fortalecer los sistemas sociales y de salud y reducir la desigualdad. Existe una apreciación cada vez mayor en la comunidad de inversionistas de la necesidad de respaldar estrategias comerciales sostenibles a largo plazo para reducir el riesgo y aportar resiliencia al desempeño corporativo.

Este cambio de mentalidad ya estaba ganando impulso antes de la pandemia. La comunidad financiera ha estado inmersa en programas de financiamiento sostenible, introduciendo productos y soluciones innovadoras para canalizar el capital entre los inversionistas adeptos a los principios ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) y organizaciones, agencias y proyectos creativos que están enfrentando muchos desafíos de los ODS.

En pocos años, el área del financiamiento sostenible ha desarrollado herramientas para evaluar el impacto del desempeño sostenible y crear instrumentos financieros que incorporen mecanismos de precios e incentivos para que empresas cumplan con objetivos de sostenibilidad, desde la reducción de las emisiones de carbono hasta objetivos de equidad de género.

Un impacto positivo en el mundo

En Scotiabank, estamos completamente comprometidos en contribuir a esta agenda. En 2019, el Banco se comprometió a movilizar CA$100,000 millones de aquí al 2025 para ayudar a nuestros clientes y al Banco en su transición a una economía de bajo consumo de carbono. El Banco también lanzó un Grupo de Financiamiento Sostenible siendo un centro de excelencia y de soluciones innovadoras utilizando los diferentes equipos de Banca y Mercados Globales. Como resultado de ello, hemos realizado transacciones históricas de bonos y préstamos sostenibles para clientes en Europa y América que favorecen la implementación de iniciativas ambientales y sociales sin precedentes, como los esfuerzos de alivio frente a la pandemia de COVID-19. He observado cómo el apetito de los clientes por los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo continúa creciendo en medio de la pandemia, lo cual se constata con la enorme cantidad de liquidez que está entrando en los mercados a través de las recientes emisiones ASG.

Además, nuestro equipo de Tesorería del Grupo ha establecido un marco de referencia para el financiamiento verde y ha comenzado a emitir bonos en virtud de ello. Al mismo tiempo, también hemos establecido una cartera de inversiones en liquidez verde con objetivos de crecimiento ambiciosos, actualmente somos el mayor inversionista en dólares canadienses en financiamiento sostenible.

Este año, Brian Porter, Presidente y Director General de Scotiabank, firmó el compromiso de la iniciativa BlackNorth para contribuir a poner fin al racismo contra los afrodescendientes en Canadá con el objetivo de crear oportunidades de desarrollo en el trabajo. En el Reino Unido, el Banco también ha firmado la Race at Work Charter.

Seguimos comprometidos en fomentar una cultura inclusiva con nuestros clientes y empleados. En nuestro continuo esfuerzo por brindar un significativo apoyo a largo plazo a las empresas dirigidas por mujeres, lanzamos la iniciativa “Scotiabank Women Initiative”, un programa que se centra en tres pilares clave: acceso al capital, mentoría y educación.

Es evidente que las estrategias de financiamiento basadas en la sostenibilidad son fundamentales para fomentar la agenda de los ODS de la ONU. Cada uno de nosotros desempeña un papel vital, ya que nuestras organizaciones son intermediarios esenciales que pueden conectar a las partes y desplegar el capital donde más se necesita. Como profesionales de finanzas y asesores de confianza, nos dedicamos a medir los riesgos y las oportunidades de las estrategias de sostenibilidad. Tenemos la responsabilidad de impulsar las conversaciones y ayudar a los clientes en actuar a favor del desarrollo sostenible.

Ahora que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas están siendo más relevantes que nunca, la pandemia crea una oportunidad para probar nuevos enfoques, establecer asociaciones intersectoriales y aplicar la innovación para alcanzar objetivos globales urgentes como el hambre cero, la igualdad racial, de género y la acción climática. 

Este artículo fue publicado por Women in Finance. Kaushik también participó en un panel sobre el tema del financiamiento de la sostenibilidad, como parte de la Cumbre y la Serie de Premios "Women in Finance" 2020 de Reino Unido.

Para más información, por favor contactar a:

Kshamta Kaushik
Directora Ejecutiva de Banca Corporativa y de Inversión, Europa

Phone: 44-020-7826-5811