Asesoría

Resurgimiento de la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector energético

16 de abril de 2018

Title

Description

Watch Video

Tras un período agitado de transacciones de fusión y adquisición a fines de 2016 y principios de 2017, el debilitamiento de los precios de los títulos accionarios de las empresas de exploración y producción petrolera ha cambiado la tendencia del mercado. Actualmente, las empresas son más cuidadosas respecto a recurrir a emisiones públicas de títulos accionarios para financiar adquisiciones. En consecuencia, muchos compradores están centrándose en oportunidades que puedan adquirir con el flujo de efectivo o la liquidez existente (sin un apalancamiento riesgoso) o en las que los accionistas de la empresa objetivo estén dispuestos a recibir títulos de renta variable como prestación.

 

Inversionistas disciplinados, después de 2017

 

Las empresas con visión de futuro están comprendiendo el beneficio de crecer para mejorar su economía en general, lo que en parte responde a las demandas de los inversionistas que exigen que las empresas del sector de energía se sustenten con sus flujos de efectivo y generen rendimientos en efectivo para los accionistas. Ello no es fácil en un negocio en crecimiento, pero sí es posible si las empresas están ubicadas en los yacimientos de recursos idóneos y si su situación financiera, presencia en el mercado y capacidad operacional son los ideales. Y son estas las empresas que están recurriendo a las fusiones y adquisiciones para lograrlo.

 

Un mercado maduro para las fusiones y adquisiciones

 

Definitivamente hay oportunidad para este crecimiento, como resultado de la reducción de inversión en activos de exploración y producción fuera de Estados Unidos desde 2014. Esto resultó en una menor producción de hidrocarburos en una serie de países, lo que dejó un margen considerable para el incremento de los volúmenes de venta estadounidenses, en consonancia con el crecimiento económico global. Hemos observado que los recursos no convencionales de EE. UU., particularmente el gas y petróleo de esquisto, representan la mayor parte del crecimiento de la oferta mundial, frente al estancamiento de los volúmenes de producción de los demás países. Esto ha generado una situación positiva para los productores estadounidenses.

 

Si bien hemos observado una considerable actividad de fusiones y adquisiciones en los últimos años, se ha llegado actualmente a un punto en que las firmas no convencionales estadounidenses han adquirido los yacimientos clave y se encuentran ya en la fase de explotación de activos. Estas empresas están volteando la mirada a las fusiones y adquisiciones para conseguir los yacimientos más productivos y fortalecer su presencia.

 

Otro factor con potencial para impulsar la actividad de fusiones y adquisiciones es el regreso de competidores internacionales al mercado. En los últimos años, fuimos testigos del descenso de las adquisiciones estadounidenses entre las empresas internacionales que dieron un paso atrás ante el drástico cambio tecnológico que sustentó el crecimiento de los recursos no convencionales. Si bien los operadores tradicionales estadounidenses han tenido la supremacía hasta hace poco, vemos que las grandes empresas se están convirtiendo nuevamente en un elemento importante del capital accionario fresco que está sustentando el desarrollo de los yacimientos de esquisto estadounidenses.

 

Inversionistas apuntan a la consolidación estratégica

 

Considerando los factores descritos anteriormente, prevemos un aumento considerable de las fusiones empresariales en los próximos 18 meses, particularmente entre operaciones valorizadas en más de $5,000 millones, un mercado que en los últimos años fue eclipsado por transacciones con activos, en su mayoría en el rango de $500 millones a $1,000 millones.

 

Las empresas en expansión buscarán consolidarse financiera y operacionalmente, considerando que la eficiencia operacional es de vital importancia para las firmas que buscan explotar recursos no convencionales como parte de sus carteras.

 

Según nuestras previsiones, cuando se produzcan estas fusiones, algunas empresas se convertirán en competidoras netas con posiciones sólidas en los yacimientos mejor valorados. Además, estamos observando el surgimiento de las "superindependientes". Se trata de empresas de mayor tamaño con capacidad para explotar de dos a cuatro yacimientos de crecimiento orgánico, así como generar un nivel importante de flujos de efectivo y rendimiento para los accionistas gracias a la calidad de sus activos, su capacidad operacional y el crecimiento significativo de sus volúmenes de venta.

 

Cuando las empresas hagan extensiva su prioridad estratégica a uno o más yacimientos básicos, otros activos de sus carteras saldrán a la venta a través del mercado de adquisiciones y cesiones. En muchos casos, esto supondrá yacimientos de gran calidad en cuencas en los que la compañía vendedora no dió abasto, con lo cual se crearán oportunidades estratégicas para otras empresas con interés en el área.

 

Camino a la calidad

 

Existe entre los compradores un verdadero desplazamiento hacia las emisiones de mayor calidad, en términos de "roca de calidad" y también empresas de calidad desde la perspectiva de la inversión. Lo hemos visto en los últimos trimestres, en que los inversionistas han recompensado a las empresas de hidrocarburos capaces de generar un crecimiento de los volúmenes de venta basado en sus activos.

 

Observamos también un énfasis en los operadores más eficientes capaces de compensar los considerables desembolsos de capital requeridos para la explotación de los activos. Definitivamente existe oportunidad para inyectar este tipo de eficiencia en el sector. Por ejemplo, las empresas que puedan aportar áreas directamente adyacentes al activo inmediato de una firma tradicional, pueden conseguir un verdadero ahorro en costos, así como eficiencia económica con la perforación de pozos horizontales más largos que atraviesen los límites del activo.

 

Las empresas oferentes ganadoras no serán solo las que puedan identificar la roca de mayor calidad, sino aquellas socias que puedan generar una verdadera sinergia industrial. Esto probablemente resultará en un mayor número de empresas independientes y superindependientes con niveles más altos de capitalización bursátil y cuya situación financiera, habilidad financiera y eficiencia operacional sean dignas de admiración.

 

Preparados para un escenario intenso en fusiones y adquisiciones

 

En resumen, preveemos la intensificación de la actividad de fusiones y adquisiciones en los próximos 18 meses, considerando la venta o cotización en bolsa de una serie de empresas cerradas, la efervescencia de las fusiones de empresas cotizadas en bolsa y el interés de las empresas en el mercado de adquisiciones y cesiones para orientar sus carteras a yacimientos donde tengan ventajas estratégicas. Veremos cuales otras empresas, con miras a mejorar sus estructuras de costo y el rendimiento para sus accionistas, considerarán seriamente la posibilidad de consolidarse, celebrar fusiones y adquisiciones y reestructurar sus negocios.

 

Con muchas empresas atractivas en el terreno, nuestros especialistas en fusiones, adquisiciones, finanzas y tecnología de los segmentos de exploración y producción, transporte y otras actividades básicas, están actuando rápidamente para brindar a sus clientes ideas nuevas y perfeccionar ideas existentes que repentinamente se han vuelto factibles debido a los nuevos factores de cambio del mercado.



En caso de requerir más información sobre las oportunidades que están surgiendo en el sector energético, contacte a:  

 

Douglas Reynolds

Director de Banca de Inversión Global - Energía

713-437-5063

douglas.reynolds@scotiabank.com

 

Rick Moore

Director Ejecutivo de Banca de Inversión Global - Energía

832-476-6401

rick.moore@scotiabank.com

Análisis del Mercado Accionario

Perspectivas del mercado energético para 2018 y a futuro

16 de abril de 2018

Ver contenido Perspectivas del mercado energético para 2018 y a futuro

Divisas

¿El dólar canadiense es una petrodivisa?

16 de abril de 2018

Ver contenido ¿El dólar canadiense es una petrodivisa?