Gestión de riesgos

Cobertura en la nueva realidad de los productos básicos

9 de mayo de 2019

Insert heading text

with an optional subtitle
Watch Video

Nick Likakis, Director Ejecutivo y Jefe Global, Originación de Derivados de Productos Básicos, y Nicky Shiels, Director, Especialista en Estrategias sobre Productos Básicos, hablan sobre los mercados de productos básicos y sobre el trabajo de Scotiabank junto a los clientes para mitigar riesgos en los sectores de metales preciosos, metales base y energía.

Reposicionar los productos básicos en un mundo donde la inestabilidad es la norma

 

En 2018, la volatilidad fue la característica que definió la macroeconomía en la mayoría de los mercados, incluyendo los productos básicos. En este sector, los precios fluctuaron en un contexto de incertidumbre alrededor del crecimiento global y las políticas de los bancos centrales, el aumento de las tensiones comerciales mundiales y los crecientes riesgos geopolíticos.

 

En la segunda mitad de 2018, como consecuencia de la confluencia de esta inestabilidad de factores macroeconómicos, los metales base y la energía experimentaron una fuerte disminución generalizada (de cierto modo, inesperada) asociada con el aumento de la volatilidad de precios a corto plazo. En 2018, la causa subyacente principal de dicha volatilidad fue la incertidumbre alrededor de los perfiles de crecimiento mundial, en especial la desaceleración económica en Europa y China, agravada por nuevas disputas comerciales y la amenaza de un Brexit sin acuerdo. La guerra comercial continua entre China y Estados Unidos, la imposición de sanciones estadounidenses, tanto en naciones como en compañías, y la renovación de acuerdos comerciales se reflejaron en la fluctuación de los precios del cobre, que disminuyeron en más de un 20% en tres meses. Entretanto, los precios del aluminio oscilaron en un rango de aproximadamente 40% en algunas semanas, mientras que el petróleo se desplomó un 40% durante el cuarto trimestre de 2018. Por otro lado, durante el mismo período, el oro intentó alejarse de su ciclo de tendencias de cuatro años dada su respetada función de garante contra riesgos geopolíticos, monetarios, de inflación y de recesión.

 

El período 2017-2018 de crecimiento global sincronizado, en parte respaldado por la disminución de impuestos en Estados Unidos, llegó a su punto máximo, por lo que los mercados intentan evaluar si se logrará manejar esta desaceleración del crecimiento con una nueva postura expansiva, liderada por la decisión clara de la Junta de la Reserva Federal estadounidense (la Fed) de mantener las tasas estables en 2019. En resumen, se está redefiniendo el régimen regulatorio del comercio mundial. Sin embargo, las autoridades fiscales y monetarias complican este ejercicio al considerar o adoptar políticas alternativas. Con el ciclo económico entrando en la etapa avanzada (asociado tradicionalmente con la disminución del inventario conocido de metales base y energía), la batalla entre una desaceleración macro (además del relajamiento adicional de las políticas monetarias) y los apretados fundamentos de los productos básicos individuales, se vuelve aún más compleja. Estas condiciones hacen finalmente que los precios de los productos básicos sigan reaccionando ante la imposición de medidas fiscales y monetarias importantes y experimentando brotes de inestabilidad en 2019.  

 

De este modo, se espera que estas condiciones económicas y macroeconómicas, así como las incertidumbres geopolíticas, persistan, exponiendo a compañías e inversionistas tanto a riesgos como a oportunidades. Con este panorama, no solo es particularmente importante saber reconocer las causas y los factores de volatilidad continua, sino también es crítico poder trabajar con un equipo de profesionales que brinde su vasta experiencia en todo el mercado de productos básicos, así como contar con las herramientas para protegerse contra estos riesgos o aprovechar las oportunidades. 

 

La oferta de Scotiabank de derivados de productos básicos brinda a los clientes del Banco la capacidad de reducir su exposición ante la inestabilidad de los precios de los productos, permitiéndoles así concentrarse en la gestión de las operaciones diarias de sus compañías.

 

Realinear la oferta de productos básicos de Scotiabank

 

Para responder mejor a las necesidades cambiantes de los clientes del Banco a nivel mundial, Banca y Mercados Globales de Scotiabank integró las operaciones comerciales de metales del Banco a su plataforma ampliada de productos básicos. Esta integración se diseñó para reposicionar las actividades del Banco relacionadas con metales, desde su enfoque histórico tradicional como líder en el comercio de metales preciosos físicos hacia una oferta integrada de productos básicos que brinde una gama completa de productos de gestión del riesgo de metales preciosos, metales base y energía a todos sus clientes.

 

Mientras el Banco sigue siendo un líder global en metales preciosos, la consolidación del equipo de productos básicos de Scotiabank aumenta en última instancia la oferta de productos que el Banco es capaz de ofrecer a sus clientes, así como su capacidad de desarrollar soluciones personalizadas que cubran los múltiples riesgos del mercado de productos básicos.

 

El equipo de productos básicos de Scotiabank trabaja con sus clientes para: 

 

Cuantificar la exposición en los diversos mercados de productos básicos.

Evaluar las necesidades de productos y plantear soluciones personalizadas que tomen en cuenta numerosos factores, como la necesidad de cobertura, las perspectivas actuales del mercado y el apetito por el riesgo, así como las implicaciones en materia de crédito de una estrategia de cobertura.

Ejecutar la estrategia deseada de cobertura con eficiencia y rapidez para optimizar el precio y la eficacia.

 

Ser un líder mundial en materia de productos básicos y gestión del riesgo

 

Las destacadas capacidades de Scotiabank en derivados de productos básicos en el mercado complementan su presencia global como entidad de crédito y proveedor líder de servicios de asesoría en banca de inversión para los sectores de productos básicos (por ejemplo, en los sectores de minería, petróleo y gas).

Los riesgos del mercado en el sector minero pueden tener formas diferentes y derivarse de tasas de interés, tasas de cambio y productos básicos, además de otros factores. Scotiabank trabaja junto a sus clientes del sector minero para gestionar el riesgo de la variación del precio de los metales preciosos, metales base y energía. Dicho riesgo de precios puede depender de diferentes eventos o de la adquisición de nuevas capacidades de producción por medio de procesos de fusión o compra. La experiencia de Scotiabank en materia de gestión del riesgo puede ayudar a los clientes del sector minero a manejar la economía de las adquisiciones y las necesidades financieras asociadas.

 

Por otro lado, un programa de gestión del riesgo puede ser útil para respaldar el programa de capital de un cliente, pues permite asegurar los márgenes al cubrir el riesgo de los precios de producción y gestionar los costos de combustible asociados con las operaciones de explotación minera. En todo caso, Scotiabank posee una gama completa de herramientas de gestión del riesgo, con instrumentos de cobertura que van desde contratos a precio fijo hasta opciones.

Para más información sobre el equipo de derivados de productos básicos, o para conocer nuestra gama completa de servicios de gestión del riesgo, comunícate con scotiabankcommodities-metals@scotiabank.com.

 

Conoce nuestros servicios de gestión del riesgo.

 

Consulta los reportes del mercado sobre metales base y preciosos.

Gestión de riesgos

Derivados sobre acciones: Empoderando a las corporaciones con un conjunto de soluciones más eficaces

9 de mayo de 2019

Ver contenido Derivados sobre acciones: Empoderando a las corporaciones con un conjunto de soluciones más eficaces